Publicado por el

Lo que necesitas saber antes de comprar una computadora en el Buen Fin

Conoce lo que debes tomar en cuenta antes de comprar una computadora este Buen Fin, de modo que puedas tomar una decisión más informada.
Lo que necesitas saber antes de comprar una computadora en el Buen Fin - comprar-computadora-buen-fin-800x534
Photo: VitalikRadko /Depositphotos

¡Felicidades! Tienes en tus manos una voluminosa caja completamente sellada, en su interior, una notebook nueva libre de polvo, rayones y marcas de dedo que pacientemente espera ser encendida por primera vez. Algunas semanas después, el efecto luna de miel comienza a desaparecer: el teclado te parece incomodo, las imágenes se ven pixeladas o los programas se paralizan hasta hacer emerger la fatídica ventana azul del terror.

Esa sensación de un nudo en el estómago, extendiéndose lentamente hasta la punta de tus dedos y el cuero cabelludo se llama frustración. Los meses o años de convivencia con un equipo de cómputo que te hace sentir así no son nada en comparación al remordimiento de haber gastado ese primer sueldo, el regalo de cumpleaños o el presupuesto de la empresa en un dispositivo que te da más enojos que satisfacciones.

Lo que necesitas saber al comprar una computadora en el Buen Fin

¿Cómo evitar llegar a este punto? Sin necesidad de ser un hacker, un ingeniero en sistemas o el próximo gran empresario de Silicon Valley, existen ciertas características a las que debes poner atención antes de comprar una computadora y que te ayudarán a invertir tu presupuesto inteligentemente.

  • Pantalla: el rasgo distintivo de las notebooks frente a las computadoras de escritorio tradicionales es su portabilidad. A menos que requieras de procesos gráficos avanzados para diseño o gaming, un equipo compacto y ligero es más recomendable, ya que te permite moverte fácilmente y trabajar en cualquier lugar sin cargar mucho peso en la espalda. Las pantallas de 14” son ideales para quien necesita estar constantemente en movimiento, pero puedes optar por una pantalla de 15” si necesitas pasar mucho tiempo frente a la computadora haciendo actividades como hojas de cálculo, documentos o creación de contenido.
  • Gráficos: la definición de una imagen se mide por el número de pixeles que despliega en pantalla, mientras más alto sea este número, mayor será la percepción de detalles y la nitidez de las formas. Tomando esto en cuenta, procura que el equipo enliste entre sus características la resolución Full HD (de 1920×1080 píxeles), la cual se considera actualmente como el estándar de video, permitiendo una visualización clara y fluida que resulta más que suficiente para labores de ofimática o reproducción multimedia. A nivel de componentes, es conveniente buscar que el equipo tenga inscrita la leyenda APU o “con gráficos integrados”, ya que esto nos garantiza una mayor velocidad de respuesta y un rendimiento óptimo, especialmente en el procesamiento gráfico.
  • Procesador: este componente marca la capacidad de respuesta y rendimiento de tu equipo de cómputo, es el cerebro del equipo que distribuye las órdenes lógicas a funciones específicas del hardware o aplicaciones. Si bien el desempeño del equipo es más alto en CPUs con un mayor número de núcleos o frecuencias elevadas, la realidad es que para soportar tareas de productividad y entretenimiento basta con configuraciones moderadas, como los modelos dual-core de 2 GHz en adelante que, además, consumen menos energía y se ubican en un rango de precios más accesibles. Las series Gold y Silver de la familia Athlon son un ejemplo de estos procesadores, que ofrecen gran eficiencia y capacidades avanzadas sin comprometer grandes cantidades de dinero.
  • Memoria RAM: determina la capacidad de multitarea de un equipo, es decir, administra cuantos programas abiertos o procesos simultáneos puede desarrollar tu computadora sin sacrificar la velocidad en que reacciona la computadora. A mayor velocidad, el dispositivo es capaz de desplegar funciones demandantes o hacer la transición entre ventanas de forma más rápida; los módulos RAM de generaciones más recientes como DDR4 están optimizados para maximizar la capacidad del componente, pero funciones cotidianas como navegación web o visualización de streamings no requieren arriba de 24000 MHz de memoria.
  • Almacenamiento: el auge de los servicios en línea y de almacenamiento en la nube han disminuido el número de archivos e información que guardamos localmente en nuestros dispositivos. Muchos de los equipos actuales ofrecen capacidades de 1 TB de ROM en disco duro (HDD), sin embargo, es probable que puedas inclinarte por soluciones de menor tamaño, como 500 o 250 GB, o incluso buscar equipos cuyo almacenamiento sea en disco de estado sólido (SSD), estos últimos ofrecen menor espacio para guardar información, pero favorecen a la velocidad de respuesta de la computadora.

Además de los aspectos técnicos, es importante considerar la relación costo-beneficio. Es frecuente que veamos en las características más altas una mejor calidad de producto, sin embargo, esta puede verse desperdiciada si infrautilizamos la tecnología. Evalúa primero las funciones que realizarías con el dispositivo y compáralas con lo que estás dispuesto a gastar, de esta forma podrás hacer un uso más eficiente de tu dinero y adquirirás una computadora que se adapte a tus necesidades.

Últimas noticias en WebAdictos