Publicado por el

Crean trasplante de cartílagos con una impresora 3D y salvan la vida de un bebé

La impresión 3D se encuentra ahora entre la tecnología de punta, al reproducir materiales diversos y utilizarlos en diversas aplicaciones, incluso en la creación de productos alimenticios, pero...

La impresión 3D se encuentra ahora entre la tecnología de punta, al reproducir materiales diversos y utilizarlos en diversas aplicaciones, incluso en la creación de productos alimenticios, pero también puede utilizarse en medicina en la reproducción de algunos tipos de implantes.

Una impresora 3D es una máquina capaz de realizar «impresiones» de diseños en 3ª Dimensión, creando piezas o maquetas volumétricas a partir de un diseño hecho por computadora y funciona de tal modo que la impresora va acumulando material, capa tras capa hasta la creación final de un objeto previamente diseñado con un archivo digital con base a planos tridimensionales.

Crean trasplante de cartílagos con una impresora 3D y salvan la vida de un bebé - impresion-3d-salva-vidas

En la Universidad de Michigan demostraron el gran potencial de la tecnología de la impresión 3D en la creación de un trasplante de cartílagos digitales para solucionar el problema respiratorio de un bebé, cuyos cartílagos no se desarrollaron de manera normal y por tanto, tenía una insuficiencia respiratoria aleatoria, provocándole una obstrucción de las vías respiratoria al expulsar aire. Es decir, cada que el bebé tenía un espasmo durante el cual su respiración se suspendía de manera momentánea, era preciso conectarlo a un aparato de respiración asistida.

El Dr. Glenn Green, uno de los autores de la investigación, recibió al bebé Kaiba Gionfriddo con el padecimiento respiratorio –traqueobroncomalacia- y usando la tecnología de impresión digital 3D, diseñó una impresión tridimensional con base a una Tomografía Axial Computarizada –TAC- de donde obtuvo la imagen de la vía dañada para crear una especie de cartílagos con materiales de fácil absorción y no dañinos para el bebé.

Normalmente, este padecimiento se trata reforzando las vías debilitadas con implantes flexibles que sujetan los tejidos del bronquio dañado. Se sacan moldes de la parte dañada y se implantan al paciente; por lo que al utilizar la tecnología 3D, con base a los datos arrojados por la TAC, pudieron recrear y hacer la imagen computarizada del tejido, sin necesidad de extraer parte del tejido dañado; lo que hizo menos agresivo el procedimiento y facilitó la operación, porque además, los implantes 3D son fáciles de ser absorbidos de manera normal por el cuerpo del bebé, por lo que gradualmente se desvanecerán dentro del organismo del paciente en un tiempo aproximado de tres años.

La impresión  3D es en verdad una revolución de la tecnología que nos permitirá crear nuestros propios repuestos para reparar aparatos y sobre todo como aliado de la medicina, creando materiales para implante, como en este caso y esperemos también pueda realizarse en otros tipos de trasplantes.

Visto en: muyinteresante

Últimas noticias en WebAdictos