La extinción de los celulares austeros

La extinción de los celulares austeros

La tecnología debe servir como herramienta que nos facilite la vida, no para esclavizarnos a ella, esto es aplicable a muchas cosas, pero nos centraremos en los celulares, cuya  función inicial era de comunicación, pero que con el paso de los años ha aumentado tanto a tal grado de volverse un «todo en uno».

Hay quienes opinan que los celulares antiguos deben desaparecer; no obstante, antes de dejar en desuso un teléfono sencillo,  debe pensarse en todos los posibles usuarios; es por esto, que algunos defendemos el uso y consumo de los móviles tradicionales, los cuales por contar con menos tecnología, tienen menor costo y son más sencillos de usar para las personas de la tercera edad, personas con alguna discapacidad cognoscitiva leve, o para los niños, pues si se usan de modo razonado, pueden ser de gran utilidad.

La extinción de los celulares austeros  - celulares-viejitos

Hay quienes compran celulares a sus niños para poder comunicarse con ellos en caso de urgencias, pero,  un celular moderno con funciones diversas, como por ejemplo acceso a redes sociales, WhatsApp, Instagram, YouTube etc,  puede ser más un distractor que un apoyo cuando el niño se encuentra en la escuela; en cambio, un móvil simple, que solo recibe y manda mensajes o llamadas telefónicas, es perfecto para emergencias y no distrae tanto la atención de los niños como un smartphone, también son más fáciles de usar por los adultos mayores o para personas con alguna discapacidad que requiera de explicaciones más sencillas de uso; además, son más económicos por lo que en caso de extravío no representan tanto problema.

Definitivamente para una persona de la tercera edad, es mucho más fácil aprender el manejo de un celular austero que uno con cámara, internet, etc., a menos que la tecnología sea tan avanzada como para poder realizar llamadas y mandar mensajes con órdenes verbales,  por ejemplo, un celular que haga llamadas ante la solicitud verbal del usuario, aunque, este tema, tal vez merezca hablarse en un artículo aparte.

La extinción de los celulares austeros  - celulares-antiguos

Siempre es importante mantener una comunicación adecuada con nuestros seres queridos por cuestiones de seguridad, además de las afectivas; así como para  tener acceso a diversos servicios. Esto hace importante conservar los modelos austeros o bien, hacer celulares que sean de fácil uso y acceso para personas de la tercera edad, para personas con alguna discapacidad que requiera un celular simple y para los niños, quienes tienen una gran facilidad para aprender a manejar la tecnología, pero, es peligroso poner objetos de mucho valor o con internet, que pueden poner en riesgo su seguridad.

Uno de los defensores del teléfono austero es el cofundador de Timpik Technologies, Francisco Cuenca, quien opino durante el marco de los cursos de verano que la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), celebrada en su sede de Baeza (Jaén), España, que antes de centrarse en crear un interfaz táctil por motivos  de diseño visualmente atractivos, debe pensarse en los usuarios…

«Hacerlo atendiendo a los criterios de usabilidad antes de centrarnos en el diseño visual», destacó las aplicaciones de los mapas como una de las más fáciles de usar y resaltó el hecho que  se está  comenzando a  «profundizar en términos de usabilidad» aunque admitió que el poco tiempo que lleva utilizándose el interfaz táctil,  hace que «no se hayan podido terminar muchos análisis». No obstante, existe  un laboratorio especializado en estudiar los patrones de diseño centrado  en «qué patrones son los más naturales y conocidos».

Tal vez en unos años, los celulares muy simples no serán funcionales y se harán necesarios los diseños con varias funciones, dado que los adultos jóvenes de hoy que usan tecnología más avanzada serán los adultos mayores de mañana y estarán más familiarizados con su uso, por lo que podrán utilizar móviles más complicados, aunque seguramente “austeros” para lo que seguramente habrá en tecnología dentro de 20-30 años, porque lo que hoy es tecnología de punta, será obsoleto mañana.

Visto en: ABC