Publicado por el

Breve historia de las supersticiones

En esta ocasión les hablaremos de la breve historia de las supersticiones, creencias populares asociadas con la mala o buena suerte. El origen de las supersticiones es tan antiguo como el...

En esta ocasión les hablaremos de la breve historia de las supersticiones, creencias populares asociadas con la mala o buena suerte.

El origen de las supersticiones es tan antiguo como el hombre mismo, pues desde tiempos muy remotos se trataba de explicar fenómenos tales como los truenos, los eclipses, el nacimiento, la muerte, el día, la noche, etc. Muchas de esas situaciones se asociaban a algo sobrenatural, el hombre trataba de explicar su mundo y los misterios que le rodeaban de una manera «sobrenatural» o supersticiosa. Es por eso que muchas supersticiones se asocian con la buena y mala suerte.

La palabra superstición proviene del latín «super» (sobre) y «statuens» (establecer): Se refiere a lo sobreentendido, lo que todo el mundo sabe que es así, sin explicación lógica. Etimológicamente, la palabra superstición también podría referirse a «superstitio«, de origen latino, que significa: creencia «extraña a la fe religiosa y contraria a la razón».

Dado que cada superstición tiene su propia historia, les hablaremos de aquellas supersticiones más populares y de donde viene su origen.

Supersticiones más populares

Hay tantas supersticiones que muchas las usamos de manera natural sin darnos cuenta, pues se han convertido en parte de la vida de las personas, y aunque muchos no creen en ellas, el hecho de que hasta la fecha hayan prevalecido significa que tienen una historia interesante; de hecho hay personas que afirman que no son supersticiosas, que no creen en esas cosas, sin embargo cada que van a una fiesta de cumpleaños son los primeros que dicen la frase: «sopla las velas del pastel y pide un deseo», dicha acción es una superstición muy antigua, de la época de los antiguos griegos.

Breve historia de las supersticiones - breve-historia-de-las-supersticiones

Soplar las velas del pastel

El origen de esta superstición se remonta a los antiguos griegos, quienes hacían a la diosa Artemisa (divinidad protectora de la juventud, diosa de la luna, cacería y nacimiento) un pan redondo, donde se reunían varios hombres alrededor, cada uno con una antorcha en la mano; si alguno de ellos lograba apagar la flama de la antorcha, tenía derecho a pedir un deseo y la diosa Artemisa se los concedía, el que resultara ganador podía comerse todo el pan.

Gato negro es de mala suerte

Otra de las supersticiones más populares es la de: » ver un gato negro cruzarse en nuestro camino es de mala suerte»; y aunque los gatos eran considerados en el antiguo Egipto como criaturas sagradas, posteriormente la Iglesia Católica lo consideró como la reencarnación del diablo, por lo que eran quemados. Esto debido a que el negro era considerado «algo malo» asociado con la noche, a las brujas entre otras cosas.

Existen diversas supersticiones asociadas con los gatos, tales como: Soñar con gatos significa traición, si un gato negro se aleja de nosotros es mala suerte pero si se acerca a nosotros es buena suerte, si un gato mira fijamente hacia una ventana significa que va a llover, o los gatos tienen 7 vidas.

Romper un espejo son 7 años de mala suerte

Se dice que si se rompe un espejo nos traerá 7 años de mala suerte. Es una especie de maldición que cae sobre nosotros, pues los espejos antiguamente eran considerados objetos para la adivinación, por lo que se creía que nuestro reflejo era una representación de nuestras almas. Entonces, si dañábamos el reflejo, también dañamos nuestra alma. Siete años es el tiempo que, supuestamente, tardaba en renovarse un cuerpo.

Derramar la sal es de mala suerte

Cuando la sal era considerada como una moneda de pago, y por lo tanto muy valiosa, el derramarla traía mala suerte y solo mediante echar una pizca de sal en el hombro izquierdo se rompería ese maleficio. Esta superstición se extendió con el paso de los años y es de las más conocidas por las personas.

Decir «Salud» al estornudar

Esta es una superstición de buena suerte, y proviene de cuando llegó la plaga de la Muerte Negra alrededor de 1348, el estornudo se convirtió en un signo de enfermedad e infección. Como esto quería decir que la persona podría llegar a morir, se comenzó a ofrecer una bendición con un pedido de “salud”.

Existen muchas supersticiones más, hablar de todas sería interminable, las cuales a veces han tenido sus variaciones con el paso de los años, pero que siguen persistiendo de generación en generación. Y aunque no todos creamos en ellas, tienen una historia muy interesante que vale la pena conocer.

Fuentes:

foroactivo.com

enplenitud.com

portalplanetasedna.com

Últimas noticias en WebAdictos