Publicado por el

¡Vaya cierre de temporada de la NBA!

El final de temporada regular de la NBA fue sensacional y estuvo lleno de momentos emocionantes y conmovedores que quedarán grabados en la historia...
¡Vaya cierre de temporada de la NBA! - kobe-curry-800x450Steph Curry y Kobe Bryant tuvieron un gran final de temporada en la NBA.

El final de temporada regular de la NBA fue sensacional y estuvo lleno de momentos emocionantes y conmovedores que quedarán grabados en la historia del basquetbol por siempre.  Por lo general, en la última jornada de la temporada ya solo resta definir en qué lugar van a quedar los 16 equipos clasificados a los playoffs para determinar quienes serán los rivales en turno.  Sin embargo, el pasado miércoles hubo tres partidos muy importantes:  uno, en el que se definiría al último equipo clasificado a playoffs por la conferencia del Oeste, otro, en el que se rompería el récord de victorias establecido hace 20 años por los Bulls de Michael Jordan y compañía y por último, en el que se despediría de las duelas el mejor jugador de la década pasada.

En el primero, los Rockets de Houston lograron conseguir una valiosa victoria contra los Kings de Sacramento para terminar la temporada con 41 ganados y 41 perdidos, lo cual les otorgó el último boleto para los playoffs, donde se enfrentarán nada más y nada menos que contra el equipo que horas más tarde, se convertiría en el más efectivo de la historia, los Golden State Warriors.

Los Warriors de Golden State tuvieron una temporada de ensueño en la que establecieron todo tipo de récords que serán muy difíciles de romper, el más importante siendo el de 73 victorias y sólo 9 derrotas.  Tuvieron que pasar veinte años para que el récord de 72 victorias establecido por aquellos Bulls de Jordan, Pippen, Kukoc, Rodman, Kerr y el resto del equipo dirigido por Phil Jackson, pudiera ser rebasado.  Las historias de estos dos equipos quedaron entrelazadas y serán comparadas por mucho tiempo puesto que son los únicos en llegar a la marca de 70 triunfos.  Lo más increíble es que ambos equipos tengan un elemento en común que vivió desde adentro ambas temporadas, primero como jugador y ahora como entrenador:  Steve Kerr.  

En su primera temporada como entrenador, Steve Kerr llevó a este equipo a su primer campeonato y ahora, establece un nuevo récord de partidos ganados (73), la máxima racha de victorias en casa (54), la mayor cantidad de encestes de tres puntos (1,077) y cuenta con el jugador más valioso por segundo año consecutivo:  Stephen Curry.  El equipo de los Warriors se ha convertido ya en una inspiración para las nuevas generaciones de aficionados al básquetbol y esperan coronar esta magnífica temporada con un bicampeonato.  

Por último, pudimos disfrutar la despedida de las duelas por parte de Kobe Bryant, grandísimo embajador del básquetbol en todo el mundo.  Kobe se despide tras veinte años de exitosa carrera con los Lakers de Los Ángeles y la Selección Nacional de Estados Unidos.  Algunos seguidores de este deporte lo consideran el Michael Jordan de esta generación, puesto que es el jugador con más campeonatos en la década del 2000-2010, con cinco.  Impuso el récord de más puntos encestados (81) en un partido con las reglas actuales, jugó en 18 juegos de estrellas, fué dos veces Campeón Olímpico, Campeón Mundial y es el tercer máximo anotador en la historia de la NBA.

La despedida de Kobe fue espectacular, jugando como en sus mejores tiempos cuando cargaba con el peso ofensivo de su equipo y definía los partidos a su favor en los momentos más críticos.  En una entrevista comentó que era irónico cómo durante toda su carrera le insistían que “pasara más el balón” y ahora en sus partidos de despedida le decían que “no buscara pasar, ¡que tirara!” Así que el miércoles hizo uso de su última reserva de energía para aguantar 42 minutos en la duela y lograr remontar el marcador en el último minuto del partido para llevarse la victoria y encestar ¡sesenta puntos!, imponiendo los últimos récords en su carrera:  mayor cantidad de puntos encestados en un partido esta temporada y mayor cantidad de puntos encestados por un jugador en su partido de despedida.  

Fue una despedida perfecta donde se desbordaron las emociones:  sus familiares, amigos y aficionados no se cansaron de cantar su nombre, festejar cada canasta y explotar de felicidad con los últimos encestes que le dieron la victoria a los Lakers, y Kobe al final, con un conmovedor discurso donde les agradeció todo lo que le habían aportado a lo largo de sus veinte años de carrera.  Ya en la conferencia de prensa, con una gran sonrisa, dijo “que lo que más le había gustado era que sus hijas lo habían visto jugar como en sus mejores tiempos” y que como habían quedado tan sorprendidas, les recomendó “buscar en Youtube para que vieran que solía dar ese tipo de partidos con regularidad.”

En conclusión, fue un cierre de temporada con broche de oro que nos deja con muy gratas emociones y nuevas marcas que superar para las futuras generaciones.  Los playoffs darán inicio el próximo sábado y los estaremos siguiendo de cerca para ver si los Warriors son capaces de coronar este gran año o si tendremos un nuevo equipo campeón.
Por: Ana Carolina Cabral-Guillén.
Síguela en Twitter: @carol_ana7 y Facebook: www.facebook.com/anacarol7

Últimas noticias en WebAdictos