Publicado por el

México tendría su propia clasificación para videojuegos

El Senado de la República aprobó el dictamen que propone reformar leyes para regular la clasificación de los videojuegos en el país.
pegi video games 008 800x382 México tendría su propia clasificación para videojuegosImagen: Internet.

Los videojuegos violentos podrían ser menos accesibles para los menores de edad en México, el Senado de la República aprobó el pasado jueves el dictamen que propone regular la clasificación de los videojuegos en el país.

Para esto, el Senado de la República (Segob) aprobó, con 84 votos a favor y una abstención, el dictamen que propone reformar las leyes Orgánica de la Administración Pública Federal y General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

Se modifica la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal con el fin de que la Secretaría de Gobernación (Segob) pueda vigilar que el contenido de los videojuegos se mantenga dentro de los límites de respeto a la vida privada, a la paz y a la moral pública, a la dignidad personal y al interés superior de la niñez y no ataque los derechos de terceros.

También se modifica la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para que la Secretaría de Gobernación pida lineamientos que establezcan los criterios de clasificación de los videojuegos.

De acuerdo con la presidenta de la Comisión de Gobernación, Cristina Díaz, los estudios que se realizaron al respecto señalaron que el hecho de jugar menudo a videojuegos incrementa a largo plazo comportamientos agresivos, independientemente del sexo, la edad, el grado de agresividad de los individuos y la intervención de los padres.

De esta forma, México tendría su propia clasificación para videojuegos, distinta a la clasificación Entertainment Software Rating Board que conocemos de Estados Unidos. La clasificación aplicada en México podría parecerse a la que actualmente existe para películas (AA, A+7, B+12, B+16, C y D), que prohibiría la venta de videojuegos clasificación C y D a jóvenes menos de 18 años.

Aunque esta medida podría ser bien vista por padres de familia, la nueva regulación podría traer consecuencias en el actual consumo de videojuegos en el país; por ejemplo, un aumento en el precio de los videojuegos, un retraso en la llegada de los más recientes títulos a las tiendas debido al proceso previo de aprobación o, incluso el reetiquetado de las portadas de algunos de estos. Además, se aplicarían sanciones para los establecimientos que no sigan los lineamientos

Por ahora resta esperar si esta nueva regulación se hará realidad en el país, puesaún falta la aprobación de la Cámara de Diputados. Además, no queda claro cómo se aplicarían esta normas en las tiendas digitales de las diferentes consolas disponibles en el mercado.

Últimas noticias en WebAdictos