Publicado por el

Mastercard se pone a la vanguardia del registro remoto de tarjetas biométricas

Masteracard, combinando la tecnología de chip con huellas dactilares para autenticar de forma segura la identidad de los tarjetahabientes.

Mastercard se pone a la vanguardia del registro remoto de tarjetas biométricas - bob-reany-mastercard-biometric-card

Mastercard reveló hoy un avance tecnológico para sus tarjetas biométricas. Con la biometría representando la siguiente generación para asegurar pagos, Mastercard desarrolló una solución para que las personas registren fácil y convenientemente sus huellas dactilares en la tarjeta biométrica desde la comodidad de su propio hogar.

Tarjetas biométricas Mastercard

Mastercard se encuentra en la misión para eliminar el uso de las contraseñas y reconocer a las personas por “lo que son” en vez de “lo que saben” por medio de biométricos como huellas dactilares, reconocimiento facial y escaneo del iris. Los avances tecnológicos están haciendo de los pagos biométricos una realidad, y por medio de investigación y desarrollo importantes, un revolucionario dispositivo a baterías permitirá que las personas auto-registren su tarjeta biométrica con o sin contacto. Sus huellas dactilares son escaneadas por el sensor en la tarjeta y un formato digital encriptado se genera y almacena de forma segura.

Simplificar el proceso de registro ayudará a acelerar la adopción de la biométria tanto de los emisores, como de los consumidores. La solución es una forma costo-efectiva para que los emisores entreguen tarjetas biométricas a escala, sin la necesidad de infraestructura adicional en las sucursales. Con la tarjeta biométrica, los consumidores obtienen una experiencia segura que aman y pueden utilizar en cualquier terminal EMV, ya sea a través de pagos con o sin contacto. Los emisores se benefician de la detección y prevención de fraude, tasas de aprobación y fidelidad del cliente mejoradas. Y para los comerciantes, la tarjeta biométrica funciona con las terminales existentes de las tarjetas EMV, así que no hay costos o cargos adicionales.

En 2017, Mastercard fue el primero en introducir las tarjetas biométricas que combinan tecnología chip con huellas dactilares para verificar de forma segura la identidad del tarjetahabiente con propósitos en la tienda – todo sin la necesidad de una batería interna. Al comprar y pagar en la tienda, la tarjeta biométrica funciona como cualquier otra tarjeta en las terminales de tarjetas EMV a nivel global. El tarjetahabiente simplemente pone su dedo sobre el sensor incrustado e inserta o toca la tarjeta como lo hace comúnmente. Impulsado por la terminal misma, la huella dactilar se verifica frente al formato, si el reconocimiento biométrico encaja, la transacción puede ser aprobada entonces sin que la tarjeta deje la mano del consumidor en ningún momento.

Últimas noticias en WebAdictos