Publicado por el

Esta la historia del desarrollo del iPhone X, contada por Apple

Ejecutivos de Apple que trabajaron en el desarrollo del iPhone X hablaron de su desarrollo, por qué removieron el Touch ID y que opinan del "notch"

apple iphone x closeup Esta la historia del desarrollo del iPhone X, contada por Apple

El iPhone X es uno de los gadget que ha más ha dado de qué hablar este fin de año. Sin duda su diseño y características no dejan indiferente a nadie, incluso a sus detractores y de hecho, tal vez te ha dado (incluso a mi) curiosidad como es que Apple desarrolló el equipo que conocemos hoy. Mashable ha entrevistado a Phill Schiller (Vicepresidente Senior de Marketing Mundial), Craig Federighi (Vicepresidente Senior de Ingeniería de Software), Dan Riccio (Vicepresidente Senior de Ingeniería de Hardware) y a Alan Dye (Vicepresidente de Interfaz de Usuario), quienes hablaron del desarrollo de este smartphone.

Al igual que con otros productos, el desarrollo del iPhone X necesitó de la participación de diversos departamentos dentro de Apple, entre los cuales se incluyen equipos y disciplinas que la empresa estaba desarrollando desde hace tiempo. Craig Federighi menciona que el conjunto sabía hacia dónde querían llegar con este dispositivo, “pero había una docena de cosas que sabíamos que teníamos que resolver y cualquiera de ellas podría haber fallado en unirse”.

El diseño (casi) todo pantalla se concibió desde el iPhone “1” (conocido popularmente como 2G), pero el primer componente desarrollado para el iPhone X fue el procesador A11 Bionic, en el cual empezaron a trabajar en el 2014. Dan Riccio señala que en los inicios de su desarrollo no sabían muy bien para qué podrían ser utilizadas todas sus características, pero señala que la etapa de diseño de estos chips lleva tiempo: “sabíamos que teníamos que incluirlo en ese entonces”.

Además la decisión de remover el botón de inicio y el Touch ID fue de último minuto, eligiendo el diseño final en el mes de noviembre del año pasado; respecto a la adopción de Face ID como método de seguridad biométrico destaca que en Apple deseaban un método de seguridad “todo dentro” (“all in), por lo cual la adición de Touch ID quedó más que descartada: “no gastamos tiempo buscando (el poner) lectores de huellas dactilares en la parte trasera, o a través del vidrio, o al costado”. Con este último párrafo quedan más que descartados los rumores de que la empresa de Cupertino buscaba añadir el tan codiciado sensor de huellas dactilares en pantalla.

Respecto al tan amado y odiado notch (que alberga los sensores necesarios para el Face ID), Phill Schiller ha dado una (extraña) explicación:

Para mí, es algo que, mientras lo vas usando, rápidamente te sientes cómodo. Lo miras de la misma forma que a la pantalla. No lo ves como algo inusual o diferente, más de lo que la mordida del logo de Apple luce mal al ser arrancada de la manzana. Es un bocado de la manzana y así es como es. Es solo la forma de ser de la pantalla”.

Algo interesante es que el iPhone X estaba planeado para lanzarse hasta el 2018, “pero con mucho trabajo duro, talento, carácter y determinación, fuimos capaces de entregarlos (las diversas tecnologías de este iPhone) este año”. Así que es probable que si todos los componentes del X no se hubieses acabado a tiempo el mercado se hubiese tenido que conformar con el iPhone 8.

Últimas noticias en WebAdictos