Publicado por el

Crean dispositivo portátil de detección temprana del cáncer cervicouterino

El dispositivo médico portátil para detección temprana del cáncer cervicouterino es capaz de generar el diagnóstico en menos de dos minutos.

Crean dispositivo portátil de detección temprana del cáncer cervicouterino - detectar-cancer-cervicouterino

Investigadores del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Monterrey, desarrollaron un dispositivo médico portátil para detección temprana del cáncer cervicouterino, capaz de generar el diagnóstico en menos de dos minutos.

Este aparato completamente portátil, que asemeja la figura de una pistola, puede ser fácilmente manipulado con una sola mano. A diferencia del Papanicolau, no requiere de pruebas de tejido para su análisis en un laboratorio, puesto que conjunta dos tecnologías (medición óptica y eléctrica) para realizar el diagnóstico en el momento, con un nivel de confiabilidad de 85 por ciento, mayor a 70 por ciento que aporta el método de citología vaginal.

Acorde con el doctor Jesús Seáñez de Villa, uno de los creadores, estas características permiten que el dispositivo sea una opción viable para combatir este tipo de cáncer, que representa la tercera causa de muerte en mujeres a nivel mundial.

Esta es una enfermedad que si se detecta en las primeras etapas, nueve de cada 10 mujeres se pueden incluso curar completamente. El método común de tamizaje es el Papanicolau, pero en este proceso intervienen muchas manos, como el ginecólogo, laboratorista, citólogo, patólogo, etcétera. A eso se le suman casos de entrega de resultados con retrasos de hasta seis meses o más“, mencionó, además de que dijo estas desventajas disminuyen los índices de confiabilidad hasta 54 por ciento.

Tecnología 100% mexicana

El cáncer cervicouterino deriva en una serie de reacciones a nivel celular, como el aumento del tamaño del núcleo; por ello, uno de los métodos que utiliza el dispositivo mide el rebote de tres halos de luz (roja, verde y azul) que emite el mismo aparato. “Mientras más avanzada esté la enfermedad mayor es el rebote de luz”, afirmó el doctor Seáñez de Villa.

El segundo método que se utiliza es la medición eléctrica. Se aplica una pequeña corriente en el tejido —imperceptible para la paciente— y se registra la resistencia del mismo al paso de la corriente. En este caso, mientras más avanzada esté la enfermedad menor es la resistencia que mide el aparato.

Cabe señalar que ninguna de estas variables se mide en el proceso tradicional, a pesar de tener más de una década desde su descubrimiento. Otra de las bondades del dispositivo es su sistema de algoritmos, a través del cual adquiere la capacidad de aprender conforme se le vayan presentando más casos.

Para utilizarlo, el aparato debe calibrarse por 15 segundos, para luego colocar el consumible e introducir la punta vía vaginal. “El ginecólogo va haciendo toques con el dispositivo alrededor del cérvix. En total, el examen dura aproximadamente dos minutos o hasta menos”, compartió el investigador.

La respuesta de la prueba se da a través de un semáforo con luces roja, verde y amarilla, que indican tejido con lesión precancerosa o cancerosa, tejido saludable o examen inadecuado, respectivamente.

Más información: Conacyt

Últimas noticias en WebAdictos