Publicado por el

Analizan las repercusiones legales por pirateo en impresión 3D

Prevé litigios internacionales futuros por la fabricación de copias de marcas tridimensionales registradas.

Analizan las repercusiones legales por pirateo en impresión 3D - impresion-3d

Una abogada y especialista mexicana, Verónica Rodríguez Arguijo, originaria del Distrito Federal, investiga desde diciembre de 2014 la fabricación aditiva, es decir la impresión en tercera dimensión (3D) y las repercusiones jurídicas que su uso conlleva en el ámbito del Derecho de la Propiedad Intelectual a nivel internacional.

A casi 12 meses de estudio de posgrado en Derecho de la Propiedad Intelectual y Gestión del Conocimiento (IPKM, por sus siglas en inglés) en la Universidad de Maastricht, ubicada en Holanda, Verónica Rodríguez fue la primera mexicana en cursar esta maestría. Además, una de los nueve estudiantes elegidos para el programa de excelencia EIPIN/PREMIUM y la única seleccionada para la Escuela Internacional de Verano en la Universidad de Xiamen, en China.

La investigadora mexicana explica que su estudio, el cual inició como su tema de tesis, se enfoca “al análisis jurídico de las responsabilidades en que podrían incurrir los proveedores y usuarios de servicios de fabricación aditiva, así como las probables defensas que podrían argumentar en el caso de un procedimiento de infracción instaurado en su contra por la fabricación de copias de marcas tridimensionales registradas“.

Es importante mencionar que estas tecnologías tienen varias ventajas pero, a su vez, también diversos aspectos que se deben analizar. “Por ejemplo, se cree que la impresión 3D es una sola tecnología, donde el objeto es fabricado capa sobre capa a partir de un archivo de diseño 3D, pero durante mi investigación encontré que actualmente existen más de 20 tecnologías distintas que han sido agrupadas bajo este nombre;, yo estudié seis, las más accesibles a nivel mundial“, detalló la abogada mexicana, quien se ha dedicado al área de la Propiedad Intelectual desde hace más de ocho años en el sector público y privado.

Con la impresión 3D cada vez es más fácil hacer copias de objetos existentes a través del uso de escáneres o archivos descargados de internet, por ello subrayó que contrario a lo que se ha argumentado, en cuanto a que el público en general no tiene un acceso real a las tecnologías dado que los costos de las impresoras 3D aún siguen siendo altos, su investigación arrojó que “el acceso es posible a través de proveedores de servicios que son clasificados en dos grandes rubros: compañías que funcionan como ‘oficinas de servicios’ (services bureaus) y Fab Labs”.

La egresada de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), también cuenta con una especialización, con mención honorífica, en Derecho de la Propiedad Intelectual por esta casa de estudios. “Después de cursar la especialidad, quería aprender sobre litigios transfronterizos, especialmente por mi inquietud por las probables infracciones derivadas de la fabricación aditiva; por ello elegí la maestría IPKM donde estudié sobre Propiedad Intelectual en Europa, Asia y Estados Unidos, todo desde una perspectiva eminentemente práctica“.

Tras 12 meses de su llegada a Holanda con una beca Conacyt-Funed, Verónica Rodríguez continúa investigando sobre la fabricación aditiva, ya que “no solo es una innovación que está revolucionando la forma en que se fabrica y los hábitos de los consumidores, si no que a la par está fomentando nuevas actividades comerciales, desarrollo tecnológico e innovaciones a nivel mundial“, finalizó la investigadora mexicana.

Por: Agencia ID

Últimas noticias en WebAdictos