Publicado por el

Hallan posible rastro de impacto de un meteorito mayor al ocurrido en Yucatán

Investigadores descubren rastros de lo que pudo ser el impacto de un meteorito de gran tamaño

Hallan posible rastro de impacto de un meteorito mayor al ocurrido en Yucatán - asteroide-australia

Uno de los grandes enigmas al que nos enfrentamos es la caída de un meteorito en la Tierra, aunque en la actualidad se cuenta con tecnología de punta capaz de detectar o predecir la caída o el paso de un meteorito hasta con años de anticipación, la realidad es que existen meteoritos que terminan por escaparse de nuestro sistema actual de detección o son detectados ya cuando se encuentran a “corta distancia” de nuestro planeta.

Constantemente caen meteoritos de diversos tamaños sobre los planetas de nuestro sistema solar, incluso el planeta Tierra ha recibido a lo largo de su vida, muchos impactos, algunos muy pequeños y otros mayores, incluyendo aquel que causó la extinción masiva de los grandes dinosaurios, aunque no fue solamente durante el impacto, sino también a través de sus efectos sobre el medio ambiente.

Mientras se realizaba una investigación sobre energía geotérmica, en un punto de la frontera entre los estados de Queensland en Australia Meridional y el Territorio del Norte, Andrew Gilkson, experto en Paleoclima y ciencias de la Tierra, con su equipo de trabajo de la Universidad Nacional de Australia encontró lo que pudiera ser el rastro de un gran asteroide que cayó sobre el territorio australiano, hace más de trescientos millones de años; no obstante la enorme bóveda del cráter originado por el impacto ha desaparecido, pero todavía se pueden apreciar dos depresiones de lo que alguna vez fuera el cráter; todavía se pueden encontrar evidencias ocultas en la corteza terrestre por lo menos en un área de 400 kilómetros, por lo que este hallazgo vendría a ser la mayor zona de impacto descubierta en nuestro planeta, ya que en Chicxulub, Yucatán, el cráter apenas mide 180 kilómetros de diámetro.

Las rocas de la corteza encontrada en el centro de la península Australiana estaban cristalizadas como consecuencia de las enormes temperaturas y presiones que sufrieron al impacto, el cual dejó rastros de lo que aparentemente sucedió durante el impacto en el que el meteorito se fragmentó por lo menos en dos partes de varios kilómetros de largo. Aun no se ha podido determinar el tiempo aproximado en que ocurrió dicho impacto, dado que no se han encontrado todavía los restos del meteorito ni existen residuos químicos de sustratos de ceniza, sin embargo es posible saber que tienen más de 300 millones de años dado que las rocas estudiadas en Australia, tienen ese tiempo aproximado de haberse formado.

Por otra parte, el meteorito que impactó en Yucatán, sí fue posible ubicar la fecha gracias a los sustratos de ceniza que se esparcieron a consecuencia del gran impacto que terminó con los grandes reptiles del planeta hace 66 millones de años.

Visto en Muy Interesante

Últimas noticias en WebAdictos