Publicado por el

No necesito el apple watch [Opinión]

No necesito el Apple Watch. Una declaración que viene de un usuario de apple, de una persona que disfruta de los productos de la manzana y de su ecosistema de aplicaciones.

No necesito el apple watch [Opinión] - Apple-Watch

Empiezo estas líneas expresando que, en manera definitiva, no necesito el Apple Watch. Es una declaración que viene de un usuario de apple, de una persona que disfruta de los finos productos de la manzana y de su hermoso ecosistema de aplicaciones. Sin embargo, en este texto voy a tratar de hacer un análisis que implica hasta qué punto la “necesidad” puede ser algo relativo.

Cuando vi la presentación en la cual nos mostraban el Apple Watch por primera vez no podía más que sentirme emocionado, con esperanzas de poder comprar y tener a la mano (o debo decir en la muñeca) un nuevo y reluciente producto con la firma de calidad de Cupertino. Ese producto era un reloj inteligente que brindaba una promesa más allá de todo lo que antes habíamos experimentado.

Antes de su exhibición oficial todos lo conocíamos como el “iWatch“, un nombre que le adjudicaron multitud de blogs y sitios especializados en tecnología, no los culpo, yo personalmente hubiera apostado a que así lo nombrarían; Basta con ver la cantidad de iDevices que tiene la empresa. El punto es que todos los rumores y especulaciones que señalaban estos sitios, junto con el arma de propagación que representan las redes sociales, hicieron que se crearan falsas expectativas en torno a las posibilidades del mentado reloj inteligente de apple.

Si tú en este momento haces una rápida consulta en imágenes de google con la palabra clave “iWatch”, te vas a encontrar con todo lo que pudo ser y nunca será el apple watch. Para bien o para mal. Es claro que el enfoque de este dispositivo por parte de apple está sostenido por tres pilares fundamentales y con los cuales se quiere diferenciar: moda / estilo, cuidado personal y comunicación instantánea con las personas. Características implícitas en esta primera versión. Ah y, por supuesto, también va a dar la hora.

Ahora, no nos engañemos, el apple watch llega en un momento en que casi todas las firmas tecnológicas tienen un dispositivo de muñeca disponible en sus líneas de productos. Sea en forma de banda o reloj, lo que hay en este momento es competencia. Algunos con propuestas realmente interesantes y otros con modelos que en verdad dan pena ajena. El caso es que ofrecen características que están presentes en el ADN del apple watch. ¿Qué les falta a todos esos productos para ser exitosos? ¿Acaso están condenados al fracaso por no tener grabada la manzanita en la parte posterior de su cuerpo metálico?

Si conocen por experiencia propia o han leído acerca de los smarwatches en el mercado van a concordar conmigo en dos cosas, la primera es que la mayor parte de ellos son feos (con contadas excepciones como el moto 360) y la segunda es que muchos de ellos son meras pequeñas pantallas de lo que sucede en el celular. Y nada más. ¿Es eso a lo que se reduce un reloj inteligente, es la mera funcionalidad de un smartwatch el únicamente mostrar las notificaciones del teléfono? Yo no lo creo.

El fantasma del apple watch es, sin duda, la cuestión: Todo lo que podría hacer con ese reloj ya lo puedo hacer con el iPhone. Y bueno, en su momento surgió el razonamiento paralelo “todo lo que podría hacer con un iPad ya lo hago con un iPhone”, no entremos en detalles pero obviamente cada uno de estos dispositivos tiene su propósito. Se me ocurren diversas formas en que el apple watch puede ser útil y
que lo diferencien del iPhone. Cosas tan banales como cambiar de canal en la televisión o de sumo beneficio como alertarte si estas apunto de sufrir un ataque al corazón utilizando el sensor de frecuencia cardiaca. Una vez más, el éxito del producto depende directamente de la creatividad y astucia de los desarrolladores.

Aquí es donde apple tiene su oportunidad aplicando el mantra de Steve Jobs “El diseño no es simplemente como se ve y se siente. Diseño es como funciona”. En mi opinión, diseño es aspecto físico conjugado con usabilidad, el binomio de oro llevado a la perfección por los productos de apple. Porque al final del día lo más importante de un producto es la utilidad real que proporciona, el provecho que se saque de él. En pocas palabras: cómo te hace la vida más fácil.

Ya veremos como este “mágico” producto nos cambia la vida. Es muy pronto para afirmar un éxito o fracaso. Lo que es cierto es que los titulares de miles (si no millones) de noticias lo colocan como la novedad de 2015, un reloj inteligente que está dando mucho de qué hablar y que ni siquiera está a la venta aún. Como decía en un principio “No necesito el apple watch”, ¿Le voy a encontrar una utilidad importante en mi vida? Es posible, ¿Lo voy a comprar? Es probable. No obstante lo más seguro es que el día de hoy te responda esta última pregunta haciendo eco de las palabras de muchos fans que por el momento están indecisos: No sé, voy a esperar a ver que me puede ofrecer.

Colaboración de Alberto Carranza / www.ingenierogeek.com / @Geekeniero

Últimas noticias en WebAdictos