Publicado por el

Incrementan productividad en granjas y ganan premio de tecnología

Con un nuevo sistema de alimentación, la empresa mexicana Sephnos logró reducir en 50 por ciento la tasa de mortalidad en granjas avícolas. El desarrollo orientado a aves también evita...

Con un nuevo sistema de alimentación, la empresa mexicana Sephnos logró reducir en 50 por ciento la tasa de mortalidad en granjas avícolas. El desarrollo orientado a aves también evita el desperdicio y la contaminación de la comida, situación que se tradujo en amplios márgenes de ganancia para los productores.

Comedero Sephnos Incrementan productividad en granjas y ganan premio de tecnología

El comedero, diseñado por Francisco Javier Septién Prieto, director y fundador de la empresa Sephnos, introduce un nuevo sistema de alimentación en las granjas avícolas, al sustituir el suministro de la comida en charolas o tapetes de papel colocados en el piso, por un embudo de fácil armado con forma cilíndrica-cónica, el cual impide que el ave contamine su alimento.

Las principales compañías en el mercado nacional incorporaron el sistema de alimentación a sus granjas, las cuales ahorraron aproximadamente 86 millones 400 mil pesos al año, debido a que se estima que un pollo desperdicia de 40 a 50 gramos de alimento durante los primeros cuatro a cinco días de edad.

El diseño del “Comedero Sephnos” consiste en un sistema de llenado manual o semi-automatizado, que brinda la alimentación necesaria a las aves durante sus primeras dos semanas de vida, donde comen de forma ordenada y distribuida, sin malgastar el alimento.

Anteriormente, el sistema de alimentación en piso empleado para el pollo de engorda facilitaba que el animal pisara el alimento y lo contaminara por medio de sus heces, lo que propiciaba enfermedades, durante sus primeros días de vida.
Hacer el cambio del sistema de alimentación de piso al Comedero Sephnos logró la sobrevivencia de hasta 900 pollos anuales por producción.

Con el fin de desarrollar la tecnología necesaria para diseñar un comedero con características únicas, se buscó que la fabricación de moldes y la maquinaria fueran al costo más bajo y se pudiera comercializar. A diferencia de las charolas de plástico, que duran dos años, los embudos de Sephnos tienen una vida útil de una década.

Por lo cual Septién Prieto procedió a investigar y diseñar un sistema de alimentación que resolviera de forma eficiente la problemática actual de campo. Debido a ese desarrollo, la empresa Sephnos se hizo acreedora al XV Premio Nacional de Tecnología e Innovación.

El Comedero Sephnos, del empresario Javier Septién, se fabrica en México, Argentina y Malasia; además en España y Brasil se encuentran en proceso de fabricación. Asimismo el comedero se exporta a diversos países de América, Asia, Europa, África y Oceanía.

Agencia ID

Últimas noticias en WebAdictos