El día en que la tecnología sobrepase a la humanidad

En este mundo moderno en el que vivimos de cambios tecnológicos importantes, de las redes sociales, de los smartphones, tablets etc., lamentablemente hemos estado dejando atrás la convivencia...
En este mundo moderno en el que vivimos de cambios tecnológicos importantes, de las redes sociales, de los smartphones, tablets etc., lamentablemente hemos estado dejando atrás la convivencia cotidiana por la convivencia “móvil”. Cada vez es más común ver en cafeterías, escuelas, restaurantes, o hasta en la playa, personas que se encuentran todo el día con el celular en la mano ya sea mandando mensajes, hablando, navegando por Internet, o hasta los ya famosos clientes de mensajería en tiempo real como WhatsApp o el BlackBerry messenger.

¿Será que la tecnología ya está sobrepasando al hombre?; Albert Einstein dijo en alguna ocasión: “Temo el día en que la Tecnología sobrepase nuestra humanidad” y tal parece que cada día más nos acercamos a eso; o será que talvez es una nueva forma de convivencia, una forma de evolución o cambio que permanecerá de ahora en adelante. Ojala y no sea así, dado que el ser humano se ha caracterizado por su capacidad de poder vivir en sociedad y comunicarse con sus  semejantes para convivir.

El día en que la tecnología sobrepase a la humanidad la tecnología sobrepasa a la humanidad

Lo que si es muy claro es que tristemente las personas pasan más tiempo con su teléfono que con sus amigos, a veces hasta en las mismas reuniones para convivir pasa uno más tiempo “platicando con su teléfono” que con los demás.

Cada vez es más común que los jovenes, desde muy temprana edad, empiecen a usar celulares, o estén en varias redes sociales, y esto sin duda nos habla de como la sociedad, tal y como la conocíamos, está evolucionando. Sin embargo, la tecnología móvil, en particular, se creó pensando en facilitar un poco la manera de comunicarse entre las personas; pero debe ser considerada como una herramienta y no como un estilo de vida.

Si pudiéramos pasar un día entero sin tocar nuestro celular, quizá nos volveríamos locos de ansiedad o preocupación por no saber “que está pasando” y eso nos demostraría lo dependientes que nos hemos vuelto de estos dispositivos. No se trata de dejar de utilizar esta tecnología, se trata de que esta tecnología no nos siga utilizando a nosotros. Es muy molesto a veces “tratar de platicar” con alguien que se encuentra todo el tiempo con su teléfono en mano, eso desmotiva y nos hace pensar que nuestra presencia no es tan importante como lo que “está sucediendo en el teléfono”.

Nadie es exento de esta situación, dado que con la llegada de nuevas tecnologías móviles y con el acceso a Internet desde casi cualquier parte, todos nos vemos inmersos en esta realidad.

La dependencia puede ser considerada como una forma de enfermedad, dado que afecta nuestro estado de ánimo, afecta nuestro día a día y nos trae consecuencias perjudiciales en nuestra vida. Considero el uso excesivo del celular como un vicio más que “ha llegado para quedarse” y depende de cada quien dejarse o no rebasar por esta tecnología.

Quizá es momento de reflexionar un poco y darnos cuenta de que la tecnología no debe sobrepasar nuestro estilo de vida; nuestro teléfono no debe ser con quien pasemos la mayor parte del día; esto solo nos traería consecuencias no deseables a corto y largo plazo: Desintegración, falta de comunicación, pérdida de la convivencia humana entre muchas otras.

¿Y tú, eres dependiente de tu teléfono?