¿Tomar fotos en RAW o JPEG? te decimos las ventajas y desventajas de cada una

Gracias al avance de la tecnología y a la creación de nuevas “gamas” o tipos de cámara, hoy en día podemos encontrar opciones bastante accesibles y no tan caras como las cámaras profesionales...
Gracias al avance de la tecnología y a la creación de nuevas “gamas” o tipos de cámara, hoy en día podemos encontrar opciones bastante accesibles y no tan caras como las cámaras profesionales DSLR para capturar momentos en fotografías que tengan los requerimientos necesarios para su edición profesional. ¿PC o MAC?, ¿iPhone o Android?, ¿Canon o Nikon?, este tipo de preguntas y rivalidades siempre han existido durante nuestra historia y por supuesto en el ámbito de la fotografía también están presentes y no tan solo por la marca de nuestra cámara sino por el formato de las fotos que utilicemos para capturarlas, la cual se resume en prácticamente dos tipos, RAW o JPEG. A continuación describiremos las características principales de cada una para ayudarte a elegir que en que tipo de formato guardar tus fotografías.

¿Tomar fotos en RAW o JPEG? te decimos las ventajas y desventajas de cada una

Partiendo desde lo básico

Antes de comenzar a resaltar las diferencias, ventajas y desventajas de cada uno de los formatos, considero indispensable definirlos para tener una mejor idea mientras se desarrolle la nota:

Formato RAW. De acuerdo con Wikipedia, el formato RAW o “Crudo” por su traducción del inglés,  enfocado a la fotografía se comprende como el Formato de Imagen sin modificaciones, es decir, es un formato de archivo digital de imágenes que contiene la totalidad de los datos de la imagen, o en otras palabras, contiene información de como ha sido capturada por el sensor digital de la cámara fotográfica.

Formato JPEG. Joint Photographic Experts Group (Grupo Conjunto de Expertos en Fotografía en español) por sus siglas en inglés, es el formato de imagen más común utilizado por las cámaras fotográficas digitales y otros dispositivos digitales como celulares. El formato JPEG utiliza habitualmente un algoritmo de compresión con pérdida para reducir el tamaño de los archivos de imágenes, lo que significa que al descomprimir o visualizar la imagen, no se obtiene exactamente la misma imagen antes de la compresión. Dicho algoritmo de compresión se basa en los dos defectos visuales del ojo humano: uno es el hecho de que es mucho más sensible al cambio en la luminancia que en la crominancia, es decir, capta más claramente los cambios de brillo que de color. El otro es que nota con más facilidad pequeños cambios de brillo en zonas homogéneas que en zonas donde la variación es grande.

Como podemos observar y partiendo simplemente de las definiciones de los dos formatos podemos observar que el formato RAW es superior cuando hablamos de términos de calidad e información se habla, y podemos estar hablando del “negativo digital”, sin embargo el formato JPEG brilla por su reducido espacio ocupado, factor que es de suma importancia en una cámara.

A pesar de tener estas similitudes, me gustaría puntualizar las ventajas de ambos formatos mediante la siguiente tabla:

¿Tomar fotos en RAW o JPEG? te decimos las ventajas y desventajas de cada una raw jpeg ventajas

¿Pueden ser las fotos tomadas en JPEG tan buenas como las tomadas en RAW?

Sí y no. La respuesta es mas simple de lo que parece y esta relacionada al uso o motivo por el cual estemos tomando una foto. Si somos un fotógrafo casual que disfruta de capturar momentos tal y como son sin pasarlos por ningún tipo de retoque o si bien estamos en un estudio y tenemos las luces perfectas junto con un excelente balance, entonces el formato JPEG es más que suficiente para nosotros.

Por otra parte, si somos del tipo de fotógrafos que tenemos en mente llevar a nuestra fotografía más allá de los límites gracias a la edición extensiva por computadora entonces definitivamente deberíamos optar por el formato RAW. Además como función extra y como bien dice Haje Jan Kamps en su artículo publicado en el sitio Pixiq, el formato RAW funciona como un camino de doble sentido, es decir, si al momento de editar la fotografía vemos que no esta quedando como deseamos, podemos regresar a los ajustes originales e internar por otra vía, lo que en el formato JPEG no es posible de hacer técnicamente.

Información basada en: Wikipedia / Pixiq / tecno-mania