Estudio revela que los hombres son mas propensos a caer en engaños en internet

Según un estudio de Bitdefender, los hombres son más propensos a caer en engaños y robos de datos en redes sociales como Facebook y Twitter que las mujeres.

Los hombres están más predispuestos que las mujeres a aceptar solicitudes de amistad de desconocidos, compartir su ubicación, ignorar la configuración de privacidad, dejar sus cuentas a la vista de todos y evitar la lectura de las políticas de privacidad en las redes sociales, según la encuesta realizada por Bitdefender a 1.649 hombres y mujeres del Reino Unido y EE.UU.

Estudio revela que los hombres son mas propensos a caer en engaños en internet facebook riesgos redes sociales

Este comportamiento tan atrevido puede elevar el riesgo de sufrir ataques por parte de spammers, ladrones de datos privados y otros estafadores, y aumentar la probabilidad de ser enviados a un enlace que redirija a un lugar infectado. No obstante, todos los encuestados reconocieron haber instalado antivirus en sus ordenadores con lo que se demuestra una conciencia real de los problemas de seguridad informática.

El estudio desvela que el 64,2% de las mujeres siempre rechaza peticiones de amistad de extraños frente a solo el 55,4% de los hombres. Alrededor del 24,5% de los hombres dejan visibles sus cuentas en las redes sociales frente al 16% de las mujeres, y el 25,6% de los hombres comparte su ubicación, al igual que el 21,8% de las mujeres.

Por otro lado, los hombres estadounidenses corren más riesgos que sus colegas ingleses y, en general, se van volviendo más cautos con la edad, según la división por edades que realiza el estudio.

“Los hombres se exponen más a los riesgos que las mujeres, sobre todo a la hora de aceptar solicitudes de amistad de desconocidos”, señala George Petre, investigador senior de seguridad en redes sociales de Bitdefender. “Como dato positivo, el estudio revela que solo un cuarto de los usuarios comparte su ubicación, lo que demuestra que es un dato importante para ellos. Sin embargo, la mayoría de las aplicaciones de redes sociales, sobre todo las móviles, están diseñadas para dar esta información por defecto, lo que puede desembocar en situaciones embarazosas o realmente peligrosas”.