Gigantes de Acero, un golpe de acción para tu fin de semana [Reseña]

Llena de emoción, adrenalina, robots, tecnología, peleas y un gran mensaje hacia la perseverancia, Gigantes de Acero se convierte en una gran opción para disfrutar de un fin de semana en las salas de cine.
Gigantes de Acero (Real Steel) es una película dirigida por el director, productor y actor canadiense Shawn Levy quien ha destacado por su trabajo en las películas, Night at the Museum 1 y 2, The Pink Panther, y Date Night y que es protagonizada por el viejo conocido Hugh Jackman (Charlie Kenton), el pequeño Dakota Goyo (Max Kenton) y la bella Evangeline Lilly (Bailey Tallet. Gigantes de Acero es una combinación de acción, box, tecnología, robots y relaciones humanas, pero antes de que pienses que se trata de otra película infumable, palomera, dominguera, blockbustera o como acostumbres llamar a las películas que no son consideradas joyas por los críticos, por el contrario, este filme logra pasar un divertido rato en la sala de cine lleno de acción, adrenalina pantallas táctiles de cristal translucido y robots.

Gigantes de Acero, un golpe de acción para tu fin de semana [Reseña]

El filme Gigantes de Acero es una adaptación del cuento Acero, creado por Richard Matheson en 1956, pero con las diversas adaptaciones que Levy propuso. La trama de la película se desarrolla en el 2020, en donde la tecnología y la robótica han dado un salto enorme en su desarrollo, a tal grado de que han llevado a los robots a un nuevo deporte/show, nada más y nada menos que box de robots de acero. El boxeo como hoy en día lo conocemos ya no existe más debido a que el público cada vez quería ver más violencia y acción, por lo que los robots fueron elegidos para este nuevo deporte que se basa en la violencia brutal, las apuestas y las peleas clasificatorias como ingredientes principales.

En este ámbito futurísta, Charlie Kenton (Jackman), un reconocido boxeador retirado que ahora trabaja como entrenador de robots de combate, intenta ganarse la vida combatiendo con robots de segunda mano en diversas ferias y combates callejeros, pero por desgracia su exceso de confianza, arrogancia y egocentrismo terminan por arruinar sus planes a tal punto de estar al borde de la bancarrota y con varios enemigos. Sumado a eso, Charlie, tendrá que hacerse cargo de su hijo Max Kenton tras el fallecimiento de su ex esposa, al cual no había visto desde que nació debido a que los abandonó a su suerte.

Gigantes de Acero, un golpe de acción para tu fin de semana [Reseña]

La relación entre padre e hijo es prácticamente inexistente por obvias razones, sin embargo, gracias al gusto compartido por las peleas de robots, y gracias a un golpe de suerte en donde se encuentran a un robot de entrenamiento llamado Atom, Charlie y Max comienzan a construir una curiosa relación fraternal mientras compiten contra otros robots para ir ascendiendo en el ranking mundial y combatir contra al invicto e invencible robot Zeus.

Los efectos especiales son realmente muy buenos, pero lo que más brilla de la película son las actuaciones de Hugh, Dakota y Evangeline, los cuales logran crear ese circulo fraternal y amoroso que le da ese toque humano a la historia.

Gigantes de Acero, un golpe de acción para tu fin de semana [Reseña]

Uno de los aspectos negativos de la película, es su muy lento arranque, el cual hace que los primeros 20 minutos sean destinados entre discusiones entre padre e hijo, sin embargo, el director Shawn Levy, le logra dar un giro a la historia manteniéndonos al borde de nuestras butacas ante grandes escenas de acción.

Así entonces, llena de emoción, adrenalina, y un gran mensaje hacia la perseverancia, Gigantes de Acero se convierte en una gran opción para disfrutar de un fin de semana en las salas de cine.

¿Ya has visto Gigantes de Acero en el cine? Cuéntanos tu experiencia.
Mientras tanto, aquí les dejo el trailer de la película: