Los 9 Infiernos Digitales de Dante de una vida 2.0 [Humor]

En el poema "Divina Comedia" de Dante Alighieri,  el autor nos sumerge a través del simbolismo del número tres, a distintos aspectos de la vida del ser humano, de hecho su obra esta dividida en...
En el poema “Divina Comedia” de Dante Alighieri,  el autor nos sumerge a través del simbolismo del número tres, a distintos aspectos de la vida del ser humano, de hecho su obra esta dividida en tres partes, El Infierno, El Purgatorio y El Paraíso y es interpretada por tres personajes, Dante, que simboliza la humanidad,  Beatriz que simboliza a la fé y Virgilio que simboliza la razón. En la primera parte de su obra (El Infierno), Dante desciende junto con su maestro Virgilio al infierno, en donde lo describe con una forma cónica con la punta hacia abajo y  estructuralmente formado por nueve círculos, en los cuales estaban los que son sometidos a un castigo, es decir, los pecadores o condenados. Según la gravedad de los pecados cometidos en vida, los pecadores iban siendo ubicados en estos círculos.

Ahora bien, gracias a la creatividad de Cinismoilustrado.com podemos visualizar los 9 infiernos que Dante describió pero aplicados a una vida moderna, a una vida llena de nuevos “pecados” que en su mayoría son cometidos gracias a las facilidades de comunicación que actualmente poseemos, como lo son la mensajería instantánea, las redes sociales y demás, en otras palabras, se ilustran los 9 infiernos digitales de Dante para una vida 2.0.

Como sucede en el poema de la Divina Comedia, los pecadores son clasificados según la gravedad y tipo de pecados que cometieron y son ubicados en distintos infiernos que van desde la prohibición del acceso a Internet, ser trolleados por Rick Astley hasta ser condenados a escuchar a Arjona por toda la eternidad.

La ilustración no tiene pierde y se encuentra en el resto de la publicación.

Los 9 Infiernos Digitales de Dante de una vida 2.0 [Humor] 9 infiernos digitales de dante

Los 9 Infiernos Digitales de Dante de una vida 2.0 [Humor]

 

Fuente: Cinismo Ilustrado